sábado, 20 de abril de 2013

ENFRENTÁNDOME AL MIEDO

"No podemos resolver los problemas usando el mismo tipo de pensamiento que teníamos cuando los creamos."
Albert Einstein

   En estas sesiones, me estoy dedicando con la asistente de mi psicóloga a trabajar la Desensibilización Sistemática con las situaciones en las que -de forma recurrente- sufro ansiedad, obsesiones y realizo el ritual compulsivo.
   La última que trabajamos fue una muy corriente y habitual en mi vida: guardar la ropa en el armario. 
   Esta simple acción acarreaba para mi hasta ahora mucha ansiedad. Casi siempre, tenía la sensación de que la ropa no se quedaba perfectamente doblada y eso me llevaba a pensamientos obsesivos en los que me imaginaba que ocurría algo horrible si no la volvía a doblar de nuevo y a colocar "correctamente". Y otra vez. Y otra. 
   En definitiva, una pesadilla que seguro muchos vosotros conocéis...
Con la Desensibilización, podemos condicionarnos positivamente hacia un estímulo que "a priori" nos provoca un gran malestar.
   El método que seguimos para hacer la Desensibilización es el siguiente:
1. Relato a la terapeuta hasta el más mínimo detalle la situación en cuestión. Por ejemplo, en este caso (guardar ropa en el armario), le describo cómo llevo una camiseta doblada en las manos, abro la puerta del armario, coloco la camiseta sobre la pila de camisetas, etc... Es recomendable imaginar con la mayor vividez posible el entorno en que te encuentras (en este caso, mi cuarto) describiendo el olor o los sonidos que acompañen al lugar. 
La terapeuta me pide que describa la situación justo hasta el momento en que las obsesiones van a comenzar. Una vez  que lo he hecho y ella ha tomado buena nota de todo, normalmente hace un chequeo de sus notas para ver si tiene toda la secuencia correctamente descrita. 
2. Su papel ahora es describírmela a mi, para que la imagine con la mayor nitidez posible con los ojos cerrados. Como soy actor, no tengo problemas para imaginar de forma vívida. Así que imagino la secuencia según ella la va narrando hasta que llegamos al momento en que "estoy atascado mirando la camiseta en mi armario a punto de volver a sacarla". Me quedo ahí unos segundos hasta que ella me pide que abra los ojos. Cuando lo hago, ella me pregunta qué nivel de ansiedad tengo en un baremo del 0 al 10. Yo le respondo -en este caso- que 8. 
3. Entonces, en este caso, usamos la Técnica del Olor para hacer la Desensibilización. Es muy importante que el olor sea neutro. En la consulta, usamos una colonia que huele bien, pero que es muy suave. Inspiro varias veces el aroma por la nariz y suelto el aire por la boca lentamente. Esto ciertamente me relaja bastante.
4. Volvemos a recrear la situación de ansiedad en mi mente, como en el paso 2. La terapeuta me pregunta cuál es mi nivel de ansiedad esta vez. Le digo que ha bajado a 4 (¡la mitad de ansiedad enfrentándome mentalmente a la misma situación!).
5. Repetimos todo el proceso hasta que la ansiedad que siento cuanto estoy recreando la situación en mi mente es entre 0 y 1.

   Hoy tenía colada que colocar en el armario (momento temido de la semana) y era la hora de la verdad. Efectivamente, la he metido mucho más relajado que normalmente y no me he rendido a las obsesiones ni he llegado a hacer ninguna compulsión. Ha sido todo un éxito.
     Y un paso más hacia la LIBERTAD. 

8 comentarios:

VERO dijo...

me alegro un monton por ti adrian. yo por mi parte estoy en tratamiento también para superar los miedos que me han quedado de la experiencia tan traumatica que es el toc y para evitar recaidas. A ver si un día comentamos las lineas que estamos siguiendo para sacar mayor provecho.

ánimo y sigue asi;)

Adrián dijo...

Gracias, Vero! Yo también me alegro mucho por ti, Vero. Lo importante (creo yo) es seguir fuertes y positivos para -como tú dices- evitar recaídas. Intento ser optimista y valiente y enfrentarme a mi miedo cara a a cara cada día. Mucho Ánimo también para ti!! Un abrazo y Gracias por leerme y aún más Gracias por tomarte las molestias de comentar!! :-)

Alba Woods dijo...

Hola, he descubierto tu blog hace poco y me ha gustado mucho. Me diagnosticaron TOC hace varios años y en este tiempo lo único que me han ofrecido los especilistas (psiquiatra y psicólogo) ha sido medicación y apoyo moral, pero ninguna técnica o terapia para hacer frente o disminuir el TOC. Con la medicación mejoré bastante, pero cuando quise dejarlo, mi vida volvió a convertirse en la misma pesadilla y de una forma casi instantánea. Intentaré aplicar la técnica que explicas. Para ayudarme, intento aplicar mi propia técnica, que es la observación y luego la desvaloración del pensamiento negativo. Identifico qué me hace sentir menos ansiedad (deporte, amigos, contacto con la naturaleza, la luz del día, el mar, algun programa de televisión que me haga reír, el amor incondicional...) e intento tener una dosis al día de ese algo que me hace "feliz". Antes de la exposición y cuando los pensamientos me invaden, porque siempre me "adelanto a", intento desvalorarlo pensando una y otra vez que sólo es algo que produce mi cerebro, que es irreal, que sólo tengo que aguantar un momento...A veces lo consigo, otras no. Gracias a gente como tú me siento más comprendida y con más fuerzas para continuar intentando superarlo o llevarlo de la mejor manera para tener una vida "normal". Un abrazo.

Adrián dijo...

Hola, Alba Woods;
Gracias por tu comentario y tus palabras.
Yo en el blog explico ciertas técnicas que llevo a cabo con mi psicóloga y que a mi me han podido resultar eficaces. Creo que cada uno tiene que encontrar la técnica/s que mejor funcione/n para su caso (o para su toc en concreto). También opino que es mejor consultar siempre con un profesional especializado en toc y comenzar a probar las estrategias con él. Así, después es mucho más fácil llevarlas a cabo en nuestro día a día por nosotros mismos.
Yo, como he contado en el blog en alguna ocasión, me sigo medicando. Tomo sertralina 50mg. Y, si te soy sincero, por ahora no tengo intención de dejar de tomarla. Aunque sí me gustaría en un futuro...
El que te enfoques en lo positivo y en lo que te hace feliz es un acierto. Y el que intentes tener dosis de ello cada día, más aún.
Lo que a mi no me ayuda personalmente es la racionalización, sino conectar físicamente con sensaciones de tranquilidad por ejemplo, porque cuando me atacan las obsesiones lo que suele acrecentarlas y provocar que haga la compulsión es la insoportable sensación física de ansiedad.
Gracias por leerme. Gracias por hacerme sentir escuchado. Por hacerme sentir que contar mis experiencias en el blog puede ayudar (aunque sea un poquito) a alguien de algún modo. Gracias.
Un abrazo y Mucho Ánimo!!

Alba Woods dijo...

Hola Adrián,

Gracias por tus consejos y por responder, siempre reconforta que alguien que te comprende, te escuche y te dé ánimos.

Las ganas de querer curarte, estar bien, y quizás como otra obsesión, hace que busquemos otras alternativas a la medicación. Si descubro algo que mejore el Toc no dudes que lo compartiré en tu blog. Otra búsqueda, es saber por qué se origina, por qué yo, aunque hay mucha gente como yo, ahora lo sé. Yo busco en mi pasado, para darle forma a mi historia personal. Una tarea pendiente que tengo es encontrar mi diario de adolescente donde plasmé la incipiente enfermedad. Recuerdo que en mi diario me preguntaba por qué hacía esos rituales y tenía esos pensamientos,lloraba al acostarme... Mis padres creyeron que era cosa de adolescentes, que se pasarían con la edad, y más o menos así fue. Empecé con un tipo de Toc y luego cambié por otros más llevaderos, pero siempre había algo que no me dejaba ser feliz del todo. Lo peor llegó más tarde. Quizás haya un detonante que despierta el toc originado en la adolescencia y que te acompaña hasta no se sabe cuándo. En fin, poco a poco. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Adrián:
He encontrado tu blog y ha sido un bálsamo para mi persona.
Padezco TOC desde que recuerdo; pero, ya diagnosticada, desde 2001.
Confieso que el TOC me lleva a tener actitudes autodestructivas. Si cometo un error, NO puedo borrarlo y me obsesiono a tal grado que altero incluso mi comportamiento con los demás.
Me mediqué muchos años con Paroxetina y actualmente con Wellbutrin… Consumo habitualmente ansiolíticos, como Rivotril y Tafil… Actualmente estoy con en terapia cognitivo conductual y mi psicólogo me enseñará una técnica llamada Mindfullness que POR SUPUESTO compartiré con TODOS ustedes, a través de tu BLOG.
En ocasiones, sufro, sufro mucho porque conscientemente sé que mi obsesión me llevará a cometer actos que NO quiero; pero, aun así, en ocasiones sucumbo.
Creo que por medio de tu blog podemos irnos enriqueciendo y ayudando.
Por lo pronto, he apuntado algunas frases que me han gustado de tu blog y empezaré CON LA MISMA VALENTIA DE TI y de todos los demás que padecemos este trastorno, a luchar, a creer que merezco ser feliz, a dejar pasar, a aceptar mis emociones sin que me saquen de quicio, a aceptar el presente y dejar de RUMIAR el pasado.
Gracias, gracias, gracias totales por tu excelente blog y estaré en constante contacto.
Pronto recibirán noticias sobre cómo me fue en mi primer encuentro con la técnica Mindfullness… Bendiciones a todos desde México.
Aurora.

Adrián dijo...

Estimada Aurora;
Mis disculpas por contestar tan tarde a tu mensaje. Se me pasó en su momento y hoy revisando el blog me di cuenta de que nunca te contesté.
Espero que estés genial. Me alegra profundamente saber que el blog te ayuda y te motiva a luchar y seguir adelante con optimismo.
Entiendo perfectamente tu sufrimiento y te agradezco mucho que hayas compartido un poco de tu vivencia en el blog.
Qué bueno que estés haciendo MINDFULNESS!! Por favor, comparte cómo está yendo la experiencia!!
Espero que estés genial.
Gracias por tus maravillosas palabras hacia mí y el blog. Me ayudan a seguir adelante y seguir compartiendo mi propia experiencia.
Mucho Ánimo!!
Un abrazo

Kath Hartfiel dijo...

¡Hola Adrian!
Acabo de descubrir tu blog y me he detenido a leer unas cuantas entradas. La técnica esta que has puesto me parece bastante interesante.
Creo que la voy a probar yo también.
Ojalá tenga efecto en mi.
:D